Beneficios de la actividad física moderada

Actividad fisica

Los efectos beneficiosos del deporte y la actividad física son conocidos de hace ya mucho tiempo. El fortalecimiento del sistema cardiovascular propiciado por la mejora e incremento de la masa muscular redundan de una forma casi inmediata en una mejora del estado físico en general.

Conviene señalar y recordar además los beneficios que tiene la actividad física y deportiva a nivel mental. El ejercicio físico contribuye al establecimiento de una relación muy positiva entre cuerpo y alma que repercute en la mejora de la autoestima.

Una buena autoestima y un estado de salud óptimo necesariamente tendrán un efecto beneficioso en nuestro rendimiento laboral o académico, lo que hace que sea muy interesante tenerlo en cuenta de cara a la productividad de nuestros empleados, o de nosotros mismos.

Desde hace ya un tiempo, especialmente en el ámbito anglosajón, se han promovido desde las direcciones de Recursos Humanos de las empresas la práctica deportiva individual y en grupo a modo de “terapia” de confraternización de los trabajadores de una empresa o equipo de trabajo para favorecer un entendimiento mutuo que facilite una mejora de los resultados.

En las espalda tenemos uno de los conjuntos de músculos más grandes y complejos de todo nuestro cuerpo. Algunnos de ellos son difíciles de trabajar y otros requieren de un trabajo dirigido por profesionales para evitar lesiones graves.

El Pilates es una de las prácticas de ejercicio suave que más están triunfando en los últimos años precisamente por ser una práctica deportiva suave y muy beneficiosa en el trabajo de músculos difíciles de trabajar y que al mismo tiempo proporcionan grandes beneficios a quienes lo practican.

Rafael Aguelo, director de Fisioterapia natural, responsable del curso de espalda sana en el trabajo nos recomienda incorporar el ejercicio físico a nuestra vida diaria y practicar algún deporte de manera suave.

En este sentido conviene diferenciar entre deporte y actividad física. Es preferible preferimos hablar de actividad física porque el deporte sólo es conveniente para aquellas personas que se dediquen a él profesionalmente, o que lo practiquen con frecuencia por estar federados y competir periódicamente.

Un ejercicio físico o práctica deportiva moderada puede ser tan beneficioso para nuestro organismo como perjudicial el deporte a nivel de competición para aquellos que no lo hacen en el seno de una organización con profesionales que controlen, diseñen y monitoricen la actividad, adaptándola a las necesidades de cada uno.

 

Fuente de la fotografía: https://static.pexels.com/photos/7432/pexels-photo.jpg